jueves, 4 de febrero de 2010

Dos de Mayo de Algodonales

EL DOS DE MAYO EN ALGODONALES (CÁDIZ)
La Guerra de la Independencia fue un conflicto armado que convulsionó España entre 1808 y 1814 y que puso a la Península contra el Primer Imperio Francés. Miles de españoles se levantaron contra los franceses.

Algodonales, una localidad de la Sierra Gaditana, consiguió ser ejemplo de estos valientes españoles que se enfrentaron al invasor. El 22 de Abril, de 1810, a las 10 de la mañana, llega a Algodonales un jinete reventando un caballo, trae un oficio del Comandante de Puerto Serrano: "Montellano, invadida por los franceses, arde por los cuatro costados. ¡Acudamos en socorro de aquella villa hermana! "

Los algodonaleños se reunen en la plaza y organizan una collumna: 13 jinetes a caballo, bajo el mando de Gaspar Tardío, hombre de gran valor y 60 personas a pie. Al frente de estos D. Francisco Salcedo, Comandante en armas del pueblo por aclamación popular.

En el Chaparral de Morejón se unen a los de Puerto Serrano. Sostienen un vivísimo fuego con los franceses en La Tenería y así transcurre la noche. Al amanecer ven desfilar las divisiones francesas camino de Bornos; cuando la retaguardia pasa El Salado, entran en Montellano incendiando y encuentran a su Alcalde, D. José Romero, batiéndose como un león. Era ya el único baluarte infranqueable para los 1.300 furiosos franceses.

D. Gaspar Tardío le convence para que él y su familia se vengan con ellos a Algodonales. D. Marcos Martel abre las puertas de su casa de par en par a los de Montellano y el pueblo considera un honor ofrecerles cuanto tienen. El 1 de Mayo, una división francesa al mando del general de brigada Juan Pedro Maransín ataca Algodonales. No hay forma de calcular el número exacto de cuantos la componen. Hablan de entre 6.000 y 10.000 hombres franceses. De cualquier forma, arrastraban artillería y quintuplicaban, por lo menos, el número de algodonaleños. La fuerza era muy desigual en número y en armamento.

En el enfrentamiento con los franceses, con su Alcalde Juan Ximenez de la Barrerra a la cabeza, los vecinos de Algodonales aguantaron lo indecible sin ceder un paso. La tarde del 1 de Mayo, el general Maransín, que no creía lo que veía, contaba con un número de bajas considerable. Antes de prenderle fuego a Algodonales y abrasarlo vivo, propuso una capitulación honrosa que los algodonaleños no aceptaron.

Maransín se olvida de todos sus sentimientos humanitarios y manda arrasar Algodonales.
¡Pobre Algodonales! Incendios y cañonazos desmoronan medio pueblo y se apoderan de él, convertido en hoguera.

Después de matar a numerosos vecinos a los que quedan vivos los reducen a la miseria, saqueando sus bienes, campos y ganados. Se tuvieron que pagar 200.000. reales por liberar a los prisioneros y para mayor escarmiento los franceses castigaron a Algodonales, por no ceder, a pagar 25.000. reales de multa.

En todas las gacetas de la época constan las azañas de este valiente pueblo de la provincia gaditana.

Pero a pesar de todo Algodonales resucita de sus cenizas a tal punto que en el año 1.815 solicita la emancipación de Zahara de la Sierra. D.Gaspar Tardío es designado para gestionar la independencia de Zahara en la Corte de Madrid. Y por supuesto lo consigue ya que a Algodonales le sobran meritos.

S.M. EL REY Fernando VII lo reconoce y firma una Real Cédula declarándolo “Pueblo de los más beneméritos de España”. Por esto le otorga título de villazgo y un término municipal de 23.000. fanegas de tierra, incluida la Sierra de Lijar y jurisdicción sobre el mismo terreno y el sitio llamado “La Reyerta” y le anexiona la cortijada de La Muela”.

Por Escudo de Armas, en el interior de un óvalo una casa ardiendo, rodeada de llamas, símbolo del pueblo incendiado; arriba, las letras P.L.I.N.
POR LA INDEPENDENCIA NACIONAL

HISTORIA DE LA RECREACIÓN DE ALGODONALES:

Los días 1 y 2 de Mayo de 1810, acaecieron trágicos y heroicos sucesos, al hacer frente, los vecinos de Algodonales y el Alcalde Ordinario de Montellano, a varios regimientos franceses, al mando del General Maransin. Murieron 237 personas y ardieron 73 casas, en distintos lugares de nuestro pueblo.

Existe la relación de de muertos y de las casas quemadas, en el Censo Parroquial de la población de 1810.

Muchas algodonaleñas fueron violadas por la soldadesca. En el memorial de D. Lucas de Iriarte y Landa que presenció los sucesos, se puede comprobar. Se detecta en este año de 1810, se celebran más matrimonios que en el resto de los comprendidos entre 1800 y 1850.

Desde el año 2.005 , los dias Primeros de Mayo muchos algodonaleños se han unido para recordar a sus valientes antepasados con una Recreación de la vida en aquel tiempo y de la batalla.